¿Te has preguntado alguna vez porque es mejor comer fruta y verdura de temporada?

Actualmente en los supermercados podemos encontrar cualquier tipo de fruta o verdura durante todo el año, puesto que se produce en invernaderos. Sin embargo, como habrás oído, consumir frutas y verduras de temporada tiene muchos beneficios. ¿Quieres saber algunos?

  • Ayuda a reducir las emisiones de CO2,  porque al ser local y de temporada evitamos gastar tanta energía en el transporte desde zonas más lejanas.
  • Permite reducir el gasto energético porque no necesita ser almacenada ni conservada.
  • La fruta y verdura local se recoge en su punto óptimo de maduración y por lo tanto es más sabrosa que la que va a ser transportada a largas distancias, que se suele recolectar verde para madurar artificialmente en cámaras.
  • La naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación lo que necesitamos. En invierno, necesitamos más dosis de vitamina C para reforzar el sistema inmunitario y la naturaleza nos ofrece por ejemplo  naranjas o mandarinas. En verano, en cambio, necesitamos alimentos que contengan más agua, como la sandía o el melón.