En verano… ¡a cuidar el huerto!

Quien pudiese tener dos meses y medio de vacaciones de verano como los niños. Sin embargo, a muchos se les plantea el reto de no aburrirse. Ser capaz de encontrar distracciones y tareas en casa es una ventaja para hacer frente a las horas en casa.

Una buena opción al alcance de muchas familias es tener un huerto en casa. No hace falta tener mucho espacio; simplemente, un espacio exterior soleado y bien ventilado. Este ha sido el caso de Grau, a quien las Navidades pasadas los Reyes le regalaron un SEMBRA Judía y un SEMBRA Girasol. Nos ha mandado bien orgulloso una foto con el resultado de su trabajo.

¡Felicidades Grau! ¡Buenas manos!